11 agosto 2016

Helado de albahaca y lima con gelatina de manzana verde


¡Buenos días chefs! Me esperaba un día caluroso y soleado por el norte para presentaros con honores esta nuevo helado, pero no todo suele ser perfecto... Por eso, para solucionar el día y el resto del verano, os traigo esta receta de helado de albahaca y lima con gelatina de manzana verde. Se que suena sofisticado, pero es igual de simple que hacer cualquier otro helado, solo requiere tiempo y paciencia.

¡Esta semana nos vemos por las fiestas de Gijón! Ambientazo y lleno total, como "presta" ver la tierrina hasta la bandera estos días. No podéis perderos los fuegos del día grande, ya sabéis que siempre os recibimos con los brazos abiertos y una buena botella de sidra :).

Tenéis todas las recetas de helados de Mama Papillon aquí

Vamos con la receta ...

Ingredientes (1 litro aprox.):
Helado:
  • 15-20 hojas de albahaca
  • 500 ml nata
  • 300 ml leche entera
  • 5 yemas "M"
  • 100 gr azúcar blanca
  • 50 gr azúcar glas
  • Corteza de 1 lima

Gelatina:
  • 1 manzana verde
  • 1 lima
  • 2 hojas gelatina
  • 2 cucharadas de azúcar blanca

Preparación:


Helado:
  1. Ponemos en un cazo la nata, la leche, las hojas de albahaca y la corteza de lima. Lo dejamos infusionar a baja temperatura.
  2. En un recipiente mezclamos las yemas con el azúcar. Reservamos.
  3. Cuando la nata y la leche comience a hervir, retiramos el cazo del fuego. Colamos la mezcla (desechamos la albahaca y la corteza de lima) y la incorporamos sobre las yemas con el azúcar, sin dejar de remover.
  4. De nuevo, pasamos la mezcla al cazo y lo dejamos a fuego medio hasta que espese ligeramente. Es muy importante remover constantemente.
  5. Cuando comience a hervir retiramos el cazo del fuego y pasamos la mezcla por un colador a un recipiente. Dejamos enfriar la mezcla a temperatura ambientepara luego dejarla enfriar en la nevera durante 24 horas.
Gelatina de manzana verde:

  1. Licuamos la manzana y la lima.
  2. Ponemos las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría para hidratarlas.
  3. Incorporamos el licuado a un cazo con las dos cucharadas de azúcar.
  4. Cuando comience a hervir la mezcla, incorporamos la gelatina hidratada. Removemos.
  5. Ponemos la mezcla en un recipiente donde la dejaremos solidificar.

Helado + gelatina (heladera):
  1. Vertemos la mezcla para el helado (que previamente hemos tenido en la nevera 24 horas) en la heladera y dejamos helar 30 minutos.
  2. Cuando la mezcla tenga la consistencia perfecta, vamos añadiendo poco a poco la gelatina en dados, ¡sin apagar la heladera!. Paramos la heladera y vertemos el helado en el recipiente que vayáis a introducir en el congelador.
  3. Dejamos 12 horas (mínimo) el helado en el congelador antes de consumir. ¡Listo! Veréis que rico esta, no solo por el sabor, sino por la textura de la gelatina, ¡se deshace con cada cucharada! 

Sin heladera:
  • Poneis la mezcla, previamente refrigerada en la nevera, en el recipiente que vayáis a usar para meter al congelador. 
  • Le incorporáis la gelatina en dados, mezcláis bien y lo introducís directamente al congelador durante 24 horas antes de consumir. 
  • Queda menos cremoso que con la heladera, os recomiendo que os hagáis con una (como todos los años jeje).





Notas:
  • Es la primera vez que utilizo el azúcar glas como sustituto parcial del azúcar blanco normal. Mi intención era que se formaran menos cristales al congelarse, y la verdad que estoy mu contenta con el resultado. Además, ¡ha quedado más cremoso!.
  • Si lo preferís, podéis sustituir el licuado de manzana y lima por zumos comerciales.
  • En las fotos he utilizado a modo "cuenco" una manzana verde a la que le quité toda la carne por dentro. Queda muy original, por si queréis sorprender a vuestros invitados... Para que no se os oxiden, rociarlas con un poco de zumo de limón. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers