21 julio 2016

Pad Thai


¡Buenos dias cocinillas! El calor nos da una tregua por el norte de España, y yo vuelvo a la carga con esta receta tailandesa. Parece que lo exótico y asiático se esta poniendo de moda cada vez más, y yo estoy en plena "fiebre" con algún que otro plato, y el Pad thai está entre ellos. Así que después de mucho buscar por el intra mundo de internet, he dado con una receta a la que le he añadido mi toque personal. 

Este plato esta compuesto principalmente por fideos de arroz con huevo, salsa de pescado y tamarindo, al que se le puede añadir cualquier tipo de vegetal, pollo, gambas, etc. Finalmente se sirve con cacahuetes, cilantro y un toque de lima. Un plato muy fresco para estos calores veraniegos. 

¡Espero que os guste!


Ingredientes (adaptada de Kwan Homsai):
  • 125 gr tallarines de arroz
  • Gambas o langostinos
  • 1 huevo "M" batido
  • 50 gr tofu ahumado (o normal)
  • Cebollino picado
  • 1/2 ajo picado muy fijo
  • 2 cucharadas de salsa de pescado o soja
  • 2 cucharadas de salsa de tamarindo
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • Lima (ralladura)
  • Cacahuetes tostados machacados
  • Katsuobushi (escamas de bonito ahumado)
  • Cilantro 
  • 50 gr brotes de soja frescos (opcional)
  • Chili en polvo (opcional)
  • Sal

Algunos de los ingredientes pueden resultar un poco complicados de encontrar, si vivís en una gran ciudad lo tendréis mucho más fácil. 
  • El tofu ahumado lo compré en una tienda de productos ecológicos, La Calabaza, en la C/ Luanco nº11, Gijón. Realmente me decanté por este tipo de tofu por que tiene un sabor muy agradable y le va genial a nuestro plato.
  • La salsa de pescado la podéis encontrar en cualquier supermercado o tienda especializada.
  • La salsa de tamarindo me resulto muuuuy difícil de localizar en Gijón. La compré en Secretos de Chef, Avda. Castilla nº15, Gijón. Os atenderá un chico muy majo. Una tienda increíble e indispensable. De todos modos, en el Hipercor tienen tamarindos habitualmente, por lo que podéis hacer una salsa casera.
  • El katsuobushi son unas finas y sabrosas escamas de bonito ahumado. Se utilizan en multitud de recetas asiáticas. Lo podéis encontrar en el Club del Gourmet del Corte Inglés (7€ aprox.). Es totalmente opcional, de echo en la receta original no se utiliza, pero creo que le da un toque muy rico al plato. 
  • Los noodles podéis encontrarlos en cualquier supermercado o tienda especializada.

Preparación:

  1. Cocemos los noodles como indica el fabricante (en mi caso, herví agua, la retire del fuego y los deje a remojo 4 minutos). Los pasamos al escurridor y reservamos. 
  2. Cortamos el tofu en dados y lo sofreímos en una sartén con dos cucharadas de aceite de girasol a fuego medio. Cuando comience a dorarse, incorporamos el ajo picado.
  3. Añadimos las gambas o langostinos, y cuando estén dorados los retiramos de la sartén. Reservar.
  4. Incorporamos el azúcar moreno, la salsa de pescado o soja y la de tamarindo. Veréis que se carameliza un poco. Es importante no tener muy fuerte el  fuego.
  5. Pasamos los noodles por debajo del grifo para que se "suelten" y no se peguen. Los incorporamos a la sartén. Cuando se hayan integrado con la salsa, los apartamos a un lado de la sartén e incorporamos el huevo batido, sin dejar de remover, haciendo una especie de "revuelto". Corregimos la sal al gusto, ¡sin pasarse!
  6. Finalmente, reincorporamos las gambas o langostinos y añadimos los brotes de soja y el cebollino picado.
  7. Una vez que los presentemos en el plato, añadimos los cacahuetes ligeramente machacados, la ralladura de lima (al gusto), el katsuobushi (opcional), el cilantro y el chili (opcional). Se acompaña de un gajo de lima. ¡Listo!




Notas:
  • Los ingredientes opcionales son prescindibles, aunque la gracia de este plato es el contraste de sabores y los colores que aportan cada uno de los ingredientes.
  • Arriba os he indicado donde podéis comprar los ingredientes más "raros" de la receta.
  • El chili el polvo, en mi caso, no lo añadí, ya que no me gusta la comida picante.
  • La salsa de tamarindo la congelé en una cubitera para conservarla, ya que caduca al poco tiempo de abrir el bote. ¡Siempre tendréis lista una porción de la misma para cualquier preparación!
  • Las escamas de bonito ahumado se utilizan en muchas recetas, como el famoso okonomiyaki.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers