28/10/16

Salsa de Pesto Genovés


Después de un mes de intensos viajes gastronómicos, tomamos Génova como última parada. Esta hermosa región italiana comprendida entre los Alpes, los Apeninos y el mar, nos ha regalado a los paladares una de las mejores salsas del planeta, el pesto genovés

Siempre he pensado que un buen restaurante italiano depende de la salsa pesto que salga de sus cocinas. Y para mi, durante un tiempo, conseguir un buen pesto se convirtió en una "misión imposible". Que si me quedaba liquido, que si solo sabia a aceite, que si estaba soso... Gracias al curso de cocina italiana que di en Al Dente, ahora es muy sencillo. Sólo hace falta una buena materia prima, una batidora y 10 minutos ¿quien se apunta?

El pesto tiene como ingrediente principal la albahaca genovesa, con denominación de origen protegida. Tiene un ligero toque mentolado que le aporta una característica única (ignoro si se puede comprar en España). Además, de aceite de oliva, queso parmigiano y pecorino (queso de oveja), ajo y piñones. Todos los ingredientes provienen de los mejores cultivos de italia, así obtienen el mejor pesto del mundo...

Puede no gustarte el queso, la albaca, el ajo o los piñones, pero no conozco a nadie que no caiga rendido a un buen pesto, y este os va a encantar :).

Ya tenéis "LA" salsa perfecta para acompañar a vuestra pasta fresca de huevo

Vamos a por la receta ...



Ingredientes (para 4 personas):
  • 80- 100 gr albahaca fresca
  • 1 diente de ajo
  • 80 gr parmigiano
  • 40 gr pecorino
  • 125 ml aceite oliva virgen
  • 20 gr piñones (sin tostar)
  • Sal (opcional)

Preparación:
  1. Ponemos en un recipiente los piñones, el aceite, el ajo y el queso. Pasamos por la batidora hasta obtener una masa densa homogénea.
  2. Añadimos la albahaca y volvemos a triturar todo junto. Cuando tengamos una salsa verde bien triturada ¡estará lista! (podéis corregir de sal al gusto). Veréis que el pesto es denso y tiene un sabor muy intenso. ¡Es perfecto! :)

Es MUY IMPORTANTE saber que mientras estamos cociendo la pasta fresca, debemos poner la salsa pesto a calentar a fuego suave en una olla o saltén amplia. Inmediatamente, tras la cocción de la pasta fresca durante 1- 1.5 minutos, vamos cogiendo la pasta con unas pinzas e incorporándola a la olla o salté donde estemos calentando la salsa ¡NO HAY QUE ESCURRIR LA PASTA! 

Y diréis...¿pero si incorporo la pasta mojada no se me estropea la salsa? La respuesta es que NO, la cantidad de agua de cocción que estamos incorporando a la salsa es mínima (¡y necesaria!), y nos da el toque final. Una vez que la salsa haya reducido, ¡listo!. 

El truco del agua de la cocción hace que nuestro pesto se adhiera mejor a la pasta fresca, y ¡magia! Tenemos nuestro plato de pasta al pesto, al más puro estilo italiano.





¡Este fin de semana nos vemos por Asturias! ¡Feliz viernes cocinillas!






Publicar un comentario

Instagram

© mama papillon. Design by Fearne.